Cascada de Bercolón

Tuejar

Tuéjar está presidida por el esbelto campanario de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles, bello templo barroco de grandes dimensiones. El conjunto urbano cuyo núcleo estuvo amurallado, es una interesante muestra de urbanismo medieval y de arquitectura tradicional. En el límite de la población sobre un altozano que la domina se levanta la Ermita de San Cristóbal, antigua edificación rehabilitada como sala de exposiciones y usos culturales, el visitante puede admirar la Ermita de la Inmaculada, bella edificación con casa de ermitaño adyacente. En el exterior del casco urbano puede visitarse La Nevera, construcción destinada en el pasado al almacenaje de la nieve. También varios molinos hidráulicos entre los que resalta por su estado de conservación el Molino Marco así como varios yesares e instalaciones para la molturación y cocción de este material de construcción interesantes por la relevancia que tuvo esta actividad en el pueblo. Merece atención las pinturas rupestres de los Corrales de Silla, otra muestra de arte levantino. Destaca el curso del río Tuéjar-Chelva que discurre entre elevados cantiles rocosos desde el Estrecho de Lácaba hasta el paraje de El Azud donde se sitúa su nacimiento. Gran parte del término está ocupada por una extensa masa forestal prolongación de la de Titaguas y Aras de los Olmos, destacando el paraje de la Dehesa de Bercolón.

Tuejar